06/02/2012

Examen Oral de DELE

Una vez leí o me comentaron algo sobre la corrección de errores en clase que he comprobado muchas veces, cuando se corrige a un alumno en clase lo más probable es que todos se beneficien de esta corrección salvo el alumno que cometió el error. Y es una verdad como un puño. El estudiante que está sudando tinta para hilar una frase o encontrar las palabras correctas está ensimismado en su hazaña y es muy difícil encontrar el modo de llegar a su cabeza en este estado catatónico y letárgico.

Dicho esto, tengo un alumno que ya os he comentado que está preparándose el DELE C1. Una de las partes que más me preocupan es el tema de la interacción con los examinadores y la pequeña presentación que tiene que hacer, pero ¿cómo hacerle ver sus frases incompletas, sus balbuceos o sus ideas inconexas? Después de tenerle cinco minutos hablando, el chico termina exhausto y me mira con ojos suplicantes ¿qué tal lo he hecho?

Tengo un nuevo arma. ¡La grabadora!. En una clase privada no dispongo del grupo para aprender unos de otros y tengo que buscar un modo de que mi estudiante pueda analizar sus capacidades, hemos empezado a grabar sus presentaciones para trabajar sobre ellas. Al principio, como era un poco pudoroso, la tarea ha consistido en que escuchara su intervención en casa y simplemente volviera a prepararla mejorada. Ahora que está un poco más relajado con el tema de escucharse hasta podemos ir parándola para que él mismo detecte los errores o comentemos alternativas para expresar algunas ideas.
Estamos encantados con el hallazgo, o yo por lo menos y lo quería compartir por si a alguno pudiera servirle. Creo que es un recurso que puede utilizarse también en grupo pero lleva tiempo y los estudiantes suelen ser vergonzosos a la hora de grabarse, supongo que depende del tipo de alumnos.

No comments:

Post a Comment