13/12/2011

Propósitos

Generalmente cuando se cierra un ciclo hacemos balance y nos planteamos algunas metas para el año nuevo. A comienzo de curso o de año el tema de los propósitos puede servirnos para plantear algunas actividades divertidas y que enganchan a los estudiantes. Hay distintas posibilidades según los aspectos formales que queramos tratar o el nivel pero pueden adaptarse bastante bien para cada grupo.
Aquí comparto algunas:
1. Una muy versátil consiste en que cada alumno elabore su lista de propósitos (5 o 10). Después pueden repartirse y jugar a adivinar a quién corresponde la lista que tiene cada alumno. Para escribir los propósitos según el nivel pueden utilizarse infinitivos "Dejar de Fumar" o "Ir a Infinitivo; voy a dejar de fumar"
2. Para niveles más avanzados podemos pedir a los alumnos que elaboren propósitos de distinto tipo a cada uno: ecológicos, amorosos, profesionales. Los estudiantes pueden elegir una temática cada uno que luego se reparte. Si los alumnos son ingeniosos pueden poner en un apuro en sus compañeros y esto les motiva bastante para ser creativos.
3. Un año me tocó justo después de navidades tratar el tema de los consejos y las sugerencias así que aproveché los propósitos de año nuevo para que los alumnos les aconsejaran a sus compañeros sobre el mejor modo de conseguir sus metas. Si un alumno decía que quería "dejar de fumar" los otros iban aportando sus ideas "creo que deberías ir al doctor" "creo que deberías ir a un gimnasio", por ejemplo.
4.Otra posibilidad es que los alumnos compartan sus propósitos para mejorar su español. A partir de un cierto nivel los estudiantes van conociendo mejor sus necesidades y sus estrategias y es bueno que las compartan entre ellos y también es bueno para que el profesor los conozca mejor.
Yo por mi parte tengo muchos propósitos que espero que repercutan muy positivamente en el blog, en los estudiantes y en general en todos los que me rodean.
¡Hasta el año que viene!

06/12/2011

¿Cómo ser profesor/a y querer seguir siéndolo?

Esta semana preparando una clase me he reencontrado con un libro que fue muy importante para mi. Cuando decidí tomar el camino de la enseñanza de español lo primero que cayó en mis manos fueron estas 200 páginas en las que se planteaban exactamente las cosas que me estaban rondando por la cabeza.
El libro se subtitula "Principios y práctica de la enseñanza de español como segunda lengua: libro de referencia para profesores y futuros profesores" y eso es exactamente lo que es.

Lo he releído algo más despacio que la primera vez, y he vuelto a  aprender cosas y a refrescar ideas. Lo que recoge Encina Alonso son justamente el tipo de preguntas que un futuro profesor tiene ganas de plantear a otros profesores con más experiencia. Las cosas que algunos de los lectores del blog me preguntan por mail, cuestiones sobre como plantear la gramática, la motivación, materiales, organización del aula, planificación.

Hay mucha literatura sobre todos estos temas pero muy poco material está tan condensado, es tan fácil de leer y tan reconfortante. ¡Pedídselo a los Reyes Magos!