27/09/2011

La observación

Desde que empecé a enseñar he tenido la suerte de haber sido observada dos veces y haber podido observar a otros compañeros otras cuantas veces. La experiencia ha sido muy buena y muy enriquecedora en todos los casos.

La observación es una oportunidad para explorar el misterio del aprendizaje y analizarlo de forma constructiva y en equipo. Es un recurso del que la persona observada y el observador deben poder sacar un gran beneficio y aprender.

He tenido observadores más o menos constructivos y exhaustivos pero siempre he sacado muchísimo partido de cada observación.

Según mi experiencia lo que ha hecho mejor o más enriquecedora una observación ha sido:

-Tener la oportunidad de charlar previamente con la persona que ha ido a observarme. Como considero que el observador tiene como objetivo ayudarme me gusta compartir los puntos en los que me gustaría que prestara especial atención porque son los que me gustaría mejorar. Por ejemplo, la organización de la pizarra o un estudiante que me parece más difícil de gestionar, el ritmo,... La idea es organizar el trabajo que vamos a hacer juntos.
-El detalle. Es mucho más útil una observación detallada del tipo: "Has utilizado el imperativo en dos ocasiones y es un tiempo verbal que no conocen todavía" a un comentario del tipo "Creo que no te ciñes al nivel de los estudiantes"
-Las alternativas constructivas. En ocasiones cuando me han señalado algo que no he planteado del modo más didáctico he apreciado mucho si me han sugerido otro modo de hacerlo que pudiera haber resultado mejor. Tipo "¿Has pensado en presentarles algunos ejemplos a ver si averiguaban el patrón del futuro en lugar de darles directamente la regla? Conozco un ejercicio del libro X donde se plantea así el ejercicio y funciona bien".
- La planificación. Igual que el observador espera de mi un plan de clase, es fundamental que la observación cubra unos puntos esenciales sobre todos los aspectos de la sesión desde la organización del aula, la gestión del tiempo, los alumnos, la forma de enseñar,...

La diferencia entre ser o no observado de vez en cuando es como practicar deporte con o sin entrenador, una hora de entrenamiento guiada puede hacer que mejoremos tanto como veinte sin ningún tipo de ayuda más que nuestro propio interés en mejorar. Es muy recomendable.

20/09/2011

Instrucciones

Uno de mis puntos débiles en clase son las instrucciones. Me propongo firmemente ser clara a la hora de explicar como hacer la tarea y muchas veces  descubro que, a pesar de intentarlo, queda algún alumno que sigue perdido mirando a derecha o izquierda para averiguar lo que se supone que tienen que hacer. Lo que tengo claro es que generalmente cuando esto ocurre es porque no he dado las suficientes explicaciones o no lo suficientemente claras y como he observado que esto me ocurre más veces de las que me gustaría he elaborado una lista de reglas que voy a tratar de respetar a la hora de dar las instrucciones.

He utilizado a mi amiga (no por que la conozca personalmente, sino por todo lo que me ha ayudado con sus trabajos) Penny Ur y mi experiencia personal para proponerme a partir de ahora:
  1. Dedicarle algo de tiempo, cuando elaboro el plan de clase a pensar no sólo en las actividades propiamente dichas sino en el modo en el que voy a plantearlas incluido el ejemplo que voy a utilizar.
  2. Asegurarme de que los alumnos estén preparados para recibir la información, esto significa tratar de dar las instrucciones antes de repartir el material o de dividir el grupo. Es inevitable que los alumnos sientan la tentación de empezar a leer la hoja que se les acaba de repartir o a saludar a su compañero de ejercicio y mientras están haciendo esto no pueden escuchar.
  3. Repetir las instrucciones dos veces como mínimo, aunque sea utilizando distintas palabras.
  4. Ser breve y concisa
  5. Plantear un ejemplo o utilizar a uno de los alumnos para que lo haga.
  6. Por último abandonar el "¿habéis comprendido"? o el "¿lo tenéis claro?". Hace falta  formular una pregunta que me permita valorar si efectivamente sabén lo que hay que hacer. A lo mejor puedo incluso pensar en la pregunta al elaborar el plan de clase.
Supongo que si me fuerzo un poco a seguir estas pautas a partir de ahora, llegaré a incorporarlas como un automatismo y les haré la vida un poquito más fácil a mis queridísimos alumnos.

13/09/2011

Opinemos

Mi experiencia con un grupo de nivel superior este verano me ha aportado material para muchos posts. Todas las experiencias buenísimas aunque algunas  me han hecho sudar tinta. Cuando me recupere de la presentación del subjuntivo en las oraciones de relativo a lo mejor preparo algún post sobre este tema, pero de momento solo quiero compartir una forma de presentar un artículo que me ha funcionado muy bien.

 Circula por el Cervantes una plantilla muy útil para trabajar con prensa que consiste en una actividad de relacionar palabras para que los alumnos empiecen a familiarizarse con el vocabulario. Después unas preguntas tipo sobre el tema, el posible título y unas actividades para terminar que pueden usarse de deberes. Es adaptable a cualquier artículo de prensa que se quiera trabajar en clase.

Sin embargo los artículos que suelo querer presentar a mis alumnos avanzados son un poco largos tanto para leer individualmente como para leer en grupo, por lo que no recurro a esta plantilla.

Muchas veces los artículos informativos respetan una estructura donde se presenta un tema, una serie de argumentos y una conclusión que les hace fácilmente divisibles. El artículo con el que trabajamos el otro día trataba de la importancia del orden que ocupan los hermanos en la familia y  cómo esto influye en su personalidad. Unos estudiantes trabajaron con la introducción o la tesis del artículo. Otros tenían el fragmento que trataba sobre la teoría del orden de nacimiento que desarrolló un discípulo de Freud. Otra pareja tenía la opinión de una profesora de Psicología de la UNED mientras que la cuarta pareja tenía la conclusión.

A los alumnos avanzados les encanta hablar y el hecho de distribuir el artículo les da ciertas armas para hacerlo con un vocabulario específico. La naturaleza humana les lleva a defender su trocito a capa y espada y como el tema además era bastante interesante tuvimos un coloquio muy divertido e interesante.

Y si a esto le añadimos que al principio de la clase un alumno decidió hacer su presentación sobre los hermanos Machado, ¡qué más se puede pedir! ¡esta profesión es de lo más completa!.

06/09/2011

Canciones Ele 2

Siguiendo con el tema del post anterior, me gustaría hacer referencia a los autores que suelen tener más aceptación en el aula y algunos recursos en internet muy interesantes para explotar canciones:

Manu Chao, Juanes, Shakira, Jennifer López, Morente, Camarón, Julieta Venegas, Lola Beltrán, Luz Casal, Maná, Buena Vista Social Club, Julio y Enrique Iglesias, Bebe, Luis Miguel, Los Gipsy Kings, Concha Buika, Bebo Y Cigala, Niña Pastori, Ojos de Brujo, Alejandro Sanz, Marc Anthony, Amparanoia, Compay Segundo son algunas de las apuestas seguras en clase. Además hay muchos recursos en la red para explotar muchas de las canciones de estos artistas.

Sin embargo hay que perder el miedo a la hora de explorar con las canciones, al fin y al cabo aunque una melodía no sea tan pegadiza si  se contextualiza bien al artista, el momento o la canción se puede despertar el interés del alumno más conservador hasta con un rap o, al menos, esa es mi experiencia. En general los estudiantes tienen curiosidad y apertura de miras.

Una de las páginas a las que más recurro para explotar canciones o para obtener ideas para trabajar una canción de mi elección es FORMESPA, también recurro mucho a TodoEle , o también en el apartado de canciones de A vueltas con Ele. La letra de las canciones que nos interesen podemos encontrarlas en todomusica. En esta página hay un montón de canciones por niveles merece la pena.


Para terminar un poco de literatura en Música y Canciones en la clase Ele o en Cómo usar canciones en el aula , Cuadernos Cervantes la canción moderna o 19 canciones y 500 verbos