29/03/2011

Motivos

¿Qué motiva a un estudiante adulto quién después de su jornada laboral, o de sus quehaceres decide ir a una clase a esforzarse para aprender español? Y ¿qué espera de mi, como profesora, este alumno? Hace ya un par de años tuve la primera sesión como aprendiz de profesora de español, la sesión nos la daba Pablo Martínez Gila, actual Jefe de Estudios del Instituto Cervantes de Londres y toda una institución en el mundo ELE. Nos hizo plantearnos algunas de las ideas preconcebidas que teníamos sobre el aprendizaje de una segunda lengua, la mayoría de las cuales venían de nuestras experiencias personales. Nos dijo una frase que todavía tengo grabada, "en una clase de diez alumnos, tendréis diez personas que esperarán diez cosas diferentes de vosotros" ¡toma ya!. Y es una verdad como un templo, un alumno vendrá con toda su ilusión para charlar y practicar el español que aprendió en Salou hace dos años, otro pensando en las posibilidades que tendrá de conseguir el puesto de coordinador financiero en las oficinas de Lima de su empresa, un tercero solamente estará pensando en entender mejor las letras de la música de salsa que tanto le gusta bailar los sábados en clase de baile...

Diez alumnos, diez motivaciones, y un solo profesor para tratar de satisfacer a todos.Tan complicado y tan motivador, al mismo tiempo, como queramos verlo. La motivación, va a ser el motor que los empujó a entrar en clase y vamos a tener que tener muy en cuenta estos motivos para tratar de adaptar lo más posible materiales y enfoques, pero al mismo tiempo, ¿son inamovibles estos motivos? seguramente podamos despertar curiosidades, y ayudarles a generar su propia motivación.

 Evidentemente hay enemigos muy poderosos y silenciosos que operan en contra de estos ánimos: la dificultad, la falta de tiempo, ... los baches del aprendizaje de un idioma. Estas dificultades existen y son parte del proceso, pero hay que estar muy atentos para detectarlos. El único modo de atacarlos es la evaluación continua de los estudiantes. Si un alumno se atasca en un tema yo no suelo tener miedo en hablar con el estudiante en particular para ver si podemos deshacer el nudo entre los dos antes de que se sienta retrasado en el grupo, con un ejercicio adicional, charlando un rato después de clase por si hay algo que no ha comprendido. Los adultos, generalmente, agradecen este tipo de atención y suelen reaccionar muy positivamente ante la posibilidad de resolver una dificultad de este tipo. El tema de la evaluación no es baladí y merecería unos cuantos posts, pero es importante tenerlo en mente para evitar que la motivación decaiga. Y estar atento a las señales,  el otro día les llevé a mis jubiladitos un artículo para motivarles y siempre que encuentro algo me lo llevo a clase porque a mí ¡si que me sobran los motivos!

25/03/2011

Diferenciación

Hay un tema muy interesante del que oí por primera vez hablar aquí en Reino Unido.

 La diferenciación es un concepto basado en las teorías que resurgieron de estudios sobre los patrones de aprendizaje individual a partir de la observación del cerebro. En la práctica la diferenciación requiere que el contenido los procesos y el producto de enseñanza se determinen de acuerdo a los intereses, perfiles y la disposición de cada individuo. La paz en el mundo y la felicidad para todos, ¿Verdad?.

 Parece obvio que la forma de aprender de las personas es distinta, el caso es tratar de tener en cuenta estas diferencias como profesor. ¿Es esto posible?

Voy a empezar a dar clases en un College a finales de abril, al poco de conseguir el trabajo me enviaron un montón de documentación-guía para el profesorado, que es un pdf. de doscientas veintiséis páginas. Para mi sorpresa, es un documento muy valioso con una visión teórica pero muy aplicable a la práctica de la enseñanza. He oído hablar de algunas “leyendas urbanas” sobre diferenciación: Profesores que preparaban ejercicios más o menos difíciles según el nivel del alumno, emparejar los alumnos de modo estratégico  para que los más “avanzados” apoyen a los que lo están menos,...y en general distintas estrategias muy sutiles y que requieren mucha discreción en la puesta en práctica. 

En este documento que os cuento que me han dado en el College viene un cuadrito estupendo sobre lo que  “no es diferenciación” lo comparto aquí porque es interesante y por si en alguna ocasión os preguntan, como a mí, en una entrevista de trabajo “¿Cómo piensas tener en cuenta la diferenciación en tus clases?” y salir airosos. 

Diferenciación NO es
¿Por qué no?
Una casilla en el lesson plan
Debe ser algo integrado en el plan de clase y no incrustado a posteriori en una clase ya planificada                              
Simplemente tener en cuenta dislexia o algún otro tipo de discapacidad
Las discapacidades son simplemente algunos aspectos del estudiante como individuo pero no nos dan el perfil completo
Estilo de aprendizaje
El “perfil de aprendizaje” es algo más amplio y profundo que el “estilo de aprendizaje”
Establecer tareas para los estudiantes más “capaces” dando tiempo a los más rezagados
Si el estudiante ya ha comprendido algo, debe poder avanzar al próximo nivel
Es permitir a los estudiantes que se sientan en su “zona de control”
La diferenciación en el aprendizaje no es necesariamente hacer más “cómodo” el proceso, el estudiante debe sentir el esfuerzo
Es diferenciación solamente en el resultado
Los caminos que se toman y los vehículos que se utilizan también deben ser diferentes
La variación en si misma ya es diferenciación
Es esencial poder hacer referencia a lo que se está haciendo para el desarrollo de uno y cada uno de los estudiantes y no simplemente introducir variaciones
Proporcionar el mismo tipo de estructura o apoyo a todos los estudiantes
Las tareas deben exigir el máximo a cada estudiante . Al proporcionar una “escalera de tareas” el estudiante no se enfrenta al análisis de los pasos que es necesario ir tomando.
La diferenciación es algo que pasará de moda con el tiempo.
De siempre los profesores han intuido la mezcla de habilidades entre los estudiantes pero estudios más recientes sobre el cerebro revelan que nuestros sistemas de aprendizaje son más complejos de lo que pensábamos y tan personales como nuestras huellas dactilares.
Debe ser algo obvio en cada minuto de la lección
Hay momentos en los que es apropiado que los estudiantes se impliquen en la misma actividad y otros en los que no.
Esto No es diferenciación y entonces ¿qué es diferenciación? seguiremos informando,...
Diferenciación Wikipedia
Differentiation in Modern Foreign Languages

17/03/2011

Método, te quiero

Cuando por primera vez me presentaron los diferentes métodos, o algunos de los principales que se utilizan para enseñar una segunda lengua entré en shock. De modo bastante inteligente el profesor, previamente, nos pasó un pequeño cuestionario con el que cada uno de los alumnos nos auto-evaluábamos dándonos una puntuación. Con esta puntuación nos situábamos en una línea entre dos extremos que serían el método más gramatical y el más “comunicativo”. Para sorpresa de todos, nuestra “idea” del método ideal era muy diferente. Casi todas las personas tenemos una experiencia personal en el aprendizaje de idiomas que ha modelado nuestra noción de cómo se debe o no se debe enseñar.  Es bastante humano pensar que lo que nos funciona a nosotros les debería funcionar a los demás ¿no?

Pues hay un montón de personas que han dedicado horas y horas a encontrar métodos que pudieran servir al mayor número de personas. Y los que podemos disfrutar de todos estos estudios ¿tenemos que elegir uno u otro método? Tengo que confesar que, por mi carácter, me he casado con unos tres o cuatro métodos a lo largo del tiempo, y no eran amores de verano sino bastante reflexivos aunque muy apasionados.

 Primero conocí a Comunicativo, que se las prometía liberal, le gustaban los juegos de rol, me hablaba siempre en su lengua y prefería evitar las conversaciones serias, no me corregía mucho y me dejaba siempre expresar mi opinión aunque hablara como los indios. Al final me cansé de Comunicativo, sentí que la relación no avanzaba,…
Al poco tiempo entró en mi vida el enfoque por Tareas pensé que podía darme justo el punto que me faltó con Comunicativo, aunque también era divertido hacíamos planes concretos para aprender cosas juntos y me hice experta en algunos temas con él, pero, no sé, me parecía algo irreal y un poco atomizado.  Mi amiga estaba saliendo con un Audio-Bilingüe que era un marine americano un poquito repetitivo, el caso es que mi amiga lo que aprendió con el marine lo decía a la perfección pero cuando la sacaba de lo que le enseñaba el yankee no daba pie con bola, la pobre. Estuve tonteando con el Directo que tenía mucha energía y me preguntaba muchas cosas, a veces me dejaba agotada, Directo, venga a hablar, venga a hablar y con el librito siempre en la mano. La verdad es que tras la experiencia con Directo, pensé en estabilizarme para descansar, y encontré a Gramático, con sus reglas, sus ejercicios. A veces era un poco aburrido pero me recordaba a mi padre, Gramático, me escribía cartas con listas muy largas y nunca pasaba a un tema sin que estuviera resuelto el anterior,…al final me cansé….Léxico fue mi último amor, nunca hubiera pensado enamorarme de alguien así pero me engatusó con su lógica aplastante y su practicidad. Con Léxico andaba siempre paseando con el diccionario en la mano aunque también me enseñaba materiales auténticos y me dejaba descubrir las cosas por mi misma, tenía su aquel, Léxico, pero entonces empecé a echar de menos a los otros. Ayyy, todos tenían sus cositas buenas, lo bueno es que de todas estas experiencias aprendí mucho y ahora... voy a ser mamá de un nuevo método, todavía no le he puesto nombre y !no sé quien es el padre!

16/03/2011

Internet en el Aula



Descripción del evento

El miércoles 16 de marzo, a las 19:30 hora española José Luis Gamboa y Lourdes Domenech nos hablaran  de las múltiples posibilidades que tienen los podcast como recurso educativo.
Para participar sólo necesitas una cuenta en Wiziq
Lourdes Domenech:
Profesora de lengua castellana y literatura en el INS Serrallarga de Blanes. Webmaster, junto con Ana Romeo de la página docente Materiales de lengua (http://materialesdelengua.org). Desde noviembre de 2005, publica sus experiencias docentes en el blog A pie de aula(http://apiedeaula.blogspot.com).  Ha colaborado como formadora y desarrolladora de cursos con el ICE de la UdG (Universidad de Girona), de la UB (Universidad de Barcelona), la Escola d’Estiu de Campuspiral y el Centro Regional de Innovación y Formación “Las Acacias” de la Consejería de Madrid.
José Luís Gamboa
Participó en el libro colectivo Podcast tú tienes la palabra
Junto con las profesoras Ana Concejero y Rosa Lara creó el proyecto Enredamos en el instituto. Cómo fue el siglo XVIII, que obtuvo la peonza de bronce (categoría Blogs de Bachillerato) en los Premios Espiral-Edublogs 2010 y el segundo premio a Materiales Curriculares 2010 del ITE. 
Ponente del curso Redes sociales, podcast y otros recursos para la enseñanza, organizado por el CITA (Peñaranda de Bracamonte, 19 de Febrero de 2011).
Blog personal: Cerro de las lombardas.
Blog de podcasts: Podcasts de literatura. Audioblog.
Blog de aula: Somos de Primero de Bachillerato.
Proyecto actual: Seguimos enredando... Un paseo por el siglo XIX.

14/03/2011

Imperativo

Nunca he entendido porqué en los planes curriculares y en muchos libros de texto se introduce tan pronto el imperativo. No es que le tenga manía, que se la tengo, sino que  me parece una forma verbal no demasiado útil como para que los alumnos tengan que dedicarle mucho tiempo al principio. Para mi viene a ser un poco como lo de enseñarles a dar direcciones,  hay pocas probabilidades de que alguien se acerque a uno de mis alumnos en la Gran Vía madrileña a preguntarles “¿Por favor, donde está la parada de metro más cercana?”. Del mismo modo que no creo que vayan a necesitar decir “cierra la ventana” que por otro lado les choca tanto a los británicos, que usan muy poco el imperativo. En mi opinión con un “puedes cerrar la ventana” se pueden apañar al principio.
Y lo mejor de todo es que los libros suelen introducir el imperativo para tú/ vosotros junto con el de usted/ustedes que me parece todavía menos probable que utilicen salvo que trabajen cara al público,   . Pensando en mi día a día ¿Cuántas veces utilizo un imperativo de usted? : “déme su tarjeta” o “siéntese”, “cállese”. No me gusta mucho el imperativo y eso que soy bastante mandona, lo da mi condición de madre y profesora que es una combinación letal, pero llegado un momento hay que enseñarlo, eso está claro. Solo que me parece que no es imprescindible presentarlo demasiado pronto porque les lía un poco. Dicho esto, quiero incluir en esta nota un link:   
Se féliz que publicó una amiga mía el otro día en Facebook y que me pareció bonito para presentar esta forma verbal, ya que hay que enseñarla.

09/03/2011

para chuparse los dedos

Hay algo de las lenguas que me interesa mucho y en lo que me fijo siempre que voy a un país o intento aprender otro idioma. Son los gestos. En una ciudad como Londres llena de gente de todas partes del mundo me gusta tratar de adivinar las nacionalidades de las personas fijándome en como mueven sus manos, su cabeza, la boca o incluso en como se sientan en un restaurante. No es un estudio científico ni contrastado pero pocas veces veo a dos españoles o dos latinos sentaditos hombro con hombro y sin embargo muchos europeos del norte se sientan así en los bares "mirando al tendido"...
Mi marido, que es argentino, y habla castellano, se expresa de forma muy distinta con las manos.  ¿Puede ser esto parte de una clase de español? ¡pues yo creo que sí!. He encontrado algunos links interesantes en los que se hace referencia a los "gestos españoles". En el Guardian han publicado cinco series de "spanish gestures" interesantes para compartir en la clase. Otro recurso interesante para que los estudiantes observen esto es ponerles un trocito de película sin sonido para que traten de adivinar de lo que pueden estar hablando por el lenguaje corporal. Un video muy divertido es el de Splunge , hablan un poco rápido pero si los alumnos tienen cierta "tolerancia a la incertidumbre" pueden pasar un buen rato y como se repite bastante, al final da bastante juego.
Artículo sobre gestualidad

06/03/2011

To art or not to art

Una amiga ha publicado en facebook un video de esos cortitos que tanto me gusta llevar a clase y me he hecho una actividad no muy larga que comparto con vosotros en este enlace, como el vídeo me pareció divertido y no muy complicado he tratado de explotarlo para llevarlo a una clase que tengo en la destilería William Grants and Sons. En este caso lo quería usar con unos alumnos de un A12 pero se puede completar un poco para estudiantes más avanzados introduciendo el subjuntivo en la expresión de opiniones. Es una actividad cortita porque en estas clases de empresa solamente tienen 45 minutos a la hora del almuerzo y se pasan volando. A mi el tema del arte me apasiona y he disfrutado de más de una conversación acalorada con amigos sobre lo que se considera arte y lo que no. Pero claro, no siempre los alumnos comparten esta inquietud. Si les veo por la labor les saco el tema de las pipas de Weiwei que me impresionaron tanto en la Tate.

04/03/2011

Español ¿por qué?

Como profesora de español me gusta mucho lanzar cuñas publicitarias a favor de nuestra lengua. Los alumnos adultos, que han elegido aprender castellano probablemente tienen unas motivaciones personales para, de entre todas las lenguas que pueden aprenderse, haber elegido esta, el castellano. Pero igual que un entrenador hay que recordarles de vez en cuando las bondades de su elección para animarles, para darles el empujoncito que les hace falta cuando tienen una cuestita en el aprendizaje.
Uno de los trabajos que tuve que hacer para el curso de formación de profesores que hice en la Goldsmith consistió en un análisis del contexto de la enseñanza del español como lengua extranjera, incluyendo la presencia del castellano en el mundo, apoyo oficial a la difusión de la lengua, exámenes oficiales, y otros temas de interés. Lo que en un primer momento me pareció un tostón e imposible de sintetizar en unos cuantos cientos de palabras me abrió después los ojos sobre lo que entendí era parte de mi responsabilidad como "profesional" de la lengua. Si voy a dedicar mi vida a enseñar español,  ¿debo saber algo sobre los exámenes oficiales de castellano? ¿tengo cierta obligación a estar al tanto de los recursos, las instituciones, las posibilidades de formación de profesores? CIERTAMENTE. De un primer intento de ponerme al día sobre todos estos temas adjunto una muestra en este link , es solo una pequeña introducción de algunos temas sobre los que creo que debe profundizar un profesor comprometido. Estoy tratando de completar mi labor con este blog y como puedo día día, pero cada vez más siento que solamente puedo transmitir la pasión por lo que enseño si yo misma la siento, y leo, trato de informarme, ... y ¡disfrutamos todos mucho al fin y al cabo!
Español ¿por qué?

02/03/2011

La hucha del vocabulario

No hay un dato oficial, o yo no lo he encontrado, sobre el número de palabras que tiene el castellano. Algunas fuentes fiables hablan de hasta 800.000 palabras que es una cifra que dobla las que han estimado que tiene la lengua inglesa, una barbaridad en cualquier caso. No es el objetivo de este post desanimar ni a alumnos ni a profesores sino solamente llamar la atención sobre el hecho de que el vocabulario es importante. No soy yo de casarme con enfoques, ni léxico, ni comunicativo, ni por tareas,...sino más bien de mezclarlos todos como me parece que más puede servir a los alumnos. Pero si que es verdad una cosa que dicen los partidarios del enfoque léxico y es que si yo digo "hoy discoteca noche amigos" probablemente un castellano parlante puede entender que mi intención es ir a la discoteca con mis amigos por la noche.


 El "tarzán approach", sirve para que prestemos un poco de atención a la necesidad de que los alumnos memoricen, manejen agrupen palabras que puedan ayudarles a expresarse. Para enriquecer el vocabulario hace falta leer, practicar en casa y todas esas cosas que un alumno ideal en un mundo ideal podría hacer pero que en realidad no suelen ocurrir. ¿Cómo podemos forzar un poquito a los alumnos a que memoricen o amplíen su vocabulario? Generalmente de diez palabras que se introducen en una clase dicen los estudiosos que los estudiantes recuerdan una solamente. Es descorazonador, ¿no? pues ante un dato así solo queda ser muy pesada, como yo. Es necesario, ponerse en la piel del alumno,que después de oír un montón de palabras "padre", "madre", "hermano", "cuñado", "suegra" a duras penas recuerda un par de ellas. Los estudiantes necesitan "digerir" y "reposar" la información, hay que ayudarles con revisiones y tratando de sacárselas con sacacorchos. Muchas veces creen que no se acuerdan de algo y con un empujoncito acaban recordándolas y es bueno aprovechar estas oportunidades de que fijen una palabra antes de decírselas directamente.

  • Una forma de prestar algo de atención al vocabulario sin que interfiera o ralentice demasiado el curso de la clase es una idea muy interesante que nos sugirió en un curso una experimentada profesora de origen checo. Ella utilizaba una especie de hucha del vocabulario con los alumnos donde se iban introduciendo las palabras nuevas que iban apareciendo en cada sesión. Para alimentar la hucha de forma ordenada la profesora puede entregar los papelitos a los alumnos que , antes de meterlos en la hucha, deben escribir la traducción por el reverso. Periódicamente, a final de cada mes, por ejemplo, se puede hacer una ronda de vocabulario que consiste en que cada alumno coja un papelito de la hucha y construya una frase.
  • Otro recurso que utilizaba una amiga era pedir a cada alumno que dijera una palabra que había aprendido antes de salir de la clase.

Al principio puede aparecer forzado introducir estas rutinas pero una vez que están instauradas a los alumnos les gusta tener pequeños ritos en la clase y más aún si les sirven para aprender: palabras, palabras y más palabras.