27/09/2011

La observación

Desde que empecé a enseñar he tenido la suerte de haber sido observada dos veces y haber podido observar a otros compañeros otras cuantas veces. La experiencia ha sido muy buena y muy enriquecedora en todos los casos.

La observación es una oportunidad para explorar el misterio del aprendizaje y analizarlo de forma constructiva y en equipo. Es un recurso del que la persona observada y el observador deben poder sacar un gran beneficio y aprender.

He tenido observadores más o menos constructivos y exhaustivos pero siempre he sacado muchísimo partido de cada observación.

Según mi experiencia lo que ha hecho mejor o más enriquecedora una observación ha sido:

-Tener la oportunidad de charlar previamente con la persona que ha ido a observarme. Como considero que el observador tiene como objetivo ayudarme me gusta compartir los puntos en los que me gustaría que prestara especial atención porque son los que me gustaría mejorar. Por ejemplo, la organización de la pizarra o un estudiante que me parece más difícil de gestionar, el ritmo,... La idea es organizar el trabajo que vamos a hacer juntos.
-El detalle. Es mucho más útil una observación detallada del tipo: "Has utilizado el imperativo en dos ocasiones y es un tiempo verbal que no conocen todavía" a un comentario del tipo "Creo que no te ciñes al nivel de los estudiantes"
-Las alternativas constructivas. En ocasiones cuando me han señalado algo que no he planteado del modo más didáctico he apreciado mucho si me han sugerido otro modo de hacerlo que pudiera haber resultado mejor. Tipo "¿Has pensado en presentarles algunos ejemplos a ver si averiguaban el patrón del futuro en lugar de darles directamente la regla? Conozco un ejercicio del libro X donde se plantea así el ejercicio y funciona bien".
- La planificación. Igual que el observador espera de mi un plan de clase, es fundamental que la observación cubra unos puntos esenciales sobre todos los aspectos de la sesión desde la organización del aula, la gestión del tiempo, los alumnos, la forma de enseñar,...

La diferencia entre ser o no observado de vez en cuando es como practicar deporte con o sin entrenador, una hora de entrenamiento guiada puede hacer que mejoremos tanto como veinte sin ningún tipo de ayuda más que nuestro propio interés en mejorar. Es muy recomendable.

2 comments:

  1. !Hola¡
    Después de recorrer tu blog de arriba abajo intentando formarme cada día más en esto de profesora ELE la verdad que la mejor forma de aprender es observando.
    He participado en una de tus clases del Instituto Cervantes, me pareció de las más interesantes del curso y muy motivadora. Finalmente, felicitarte por tu blog y
    encantada si me aceptas en tus clases para observar :-)

    ReplyDelete
  2. Gracias Mariam! Ahora mismo, tengo un "trainee" en el Cervantes pero el siguiente trimestre puedes venirte cuando quieras a observar. Estoy descubriendo que la faceta de "mentor" es también interesantísima y cada día aprendo cosas nuevas. Besos

    ReplyDelete