16/02/2011

CON ESTAS MANITAS

Seguro que en algún momento de vuestra vida habéis seguido un curso de idiomas a última hora, después de trabajar o al salir de clase. Los profesores de adultos muchas veces nos encontramos con un grupo de alumnos, contentos, motivados pero cansadísimos también a los que hace falta animar con algo más que unos cuantos verbos irregulares. Es difícil, la verdad.

Yo he comprobado que suele ser más fácil atraer la atención del estudiante cuando además de pensar o de leer tiene que moverse o mover cosas. 
Cuando se trata de relacionar preguntas y respuestas, ordenar un texto, agrupar, si el estudiante físicamente tiene que emparejar papeles o intercambiarlos con un compañero presta más atención que si tiene que leer, marcar o señalar en el libro
Yo, personalmente, me paso el día haciendo papelitos y recortando, para deleite de mi prole que se dedica a jugar con los retales. Otra adicción que he desarrollado desde que estoy en esto de la docencia es al “laminator”, es un aparatito que por el módico precio de 10 pounds te lo llevas a casa para plastificar todo lo que se te ocurra, con esto puedes reutilizar el material que preparas y ¡queda monísimo!

2 comments:

  1. Soy asidua a tu blogg y estoy poniendo en práctica tus ideas y tengo que decirte que estoy triunfando con ellas. Muchas gracias.

    ReplyDelete
  2. Gracias a ti! me alegra mucho que puedas sacarle partido a las ideas, !yo las comparto con todo cariño!

    ReplyDelete